Cómo limpiar una chimenea

El mantenimiento de una Chimenea, es de vital importancia para asegurar el poder calorífico de la instalación y la seguridad de la misma. Por ello, en este artículo te vamos a dejar algunas nociones básicas.

Se cree que 3 de cada 5 españoles, tiene su propia chimenea en casa. Más allá del atractivo que las chimeneas traen consigo, también se trata de artefactos indispensables durante invierno.

No obstante, existe una duda muy frecuente ¿Cómo es la limpieza de una chimenea?

Claramente, la limpieza debe ser estricta, pues al utilizar leña, corremos el riesgo de contaminar con exceso de cenizas y de humo nuestro hogar. Al mismo tiempo, una chimenea sucia se puede sobresaturar de residuos.

A continuación, te mostraremos cómo es la limpieza de una chimenea, y qué materiales debes tener a la mano.

Tipos de limpieza

Inicialmente, debes conocer que existen diferentes tipos de limpieza de chimenea. De esta manera, encontrarás:

La limpieza mecánica

El método más común para limpiar tu chimenea, es de forma mecánica. Sólo se utilizan las manos y un cepillo.

Existen muchas empresas y corporaciones de limpieza que se dedican a este tipo de trabajo.

Si por otra parte, lo que deseas es realizar la limpieza de la chimenea tú mismo ¡Esto es completamente válido! Solo ten en cuenta que necesitarás varios materiales a la mano.

Limpiar la chimenea es sencillo. Puedes realizar la limpieza desde abajo, así como también puedes realizarla desde el tejado. Te aconsejamos la primera opción.

La limpieza química

La limpieza química tiene lugar quemando un producto especial que desencadena una reacción química y que está diseñado para disolver desechos sólidos.

Hablamos de bolsas y leños deshollinadores, que son recomendados para el mantenimiento y la limpieza periódica durante la temporada de uso.

Asimismo, la limpieza química tendrá buen acabado gracias a la ayuda de los químicos.

Para una limpieza mecánica

Las limpiezas mecánicas son mucho más fáciles. A continuación, te indicaremos los materiales necesarios y los pasos a seguir para limpiar una chimenea de manera mecánica.

Materiales necesarios

  • Gafas protectoras.
  • Plástico para el suelo.
  • Ropa de vestir vieja.
  • Cepillo.
  • Linterna.
  • Aspiradora (A gusto).

Preparativos necesarios

Es importante que el tubo de la chimenea no esté caliente, ni mucho menos acabado de utilizar.

Es recomendable que la chimenea esté sin usar en ese momento. De igual manera, primero se debe inspeccionar la cantidad de hollín con la ayuda de una linterna.

Pasos para la limpieza

Protege con plásticos

Lo primero que debes hacer es prepararte. Equípate con gafas protectoras y con ropa vieja.

De la misma manera, protege el piso. Ubica plásticos alrededor de la chimenea, y en todo el suelo. De esta forma, evitarás limpiar demasiado hollín y ceniza.

Saca la leña

Si aún queda leña bajo tu chimenea, retírala para que puedas hacer una excelente limpieza.

Retira la ceniza

Seguidamente, empleando un cepillo o un erizo deshollinador, remueve el hollín y las cenizas que observes. Debes frotar fuertemente para eliminar la suciedad.

Haz énfasis en las paredes y en el tubo. El hollín caerá en el plástico, y así tu chimenea se irá limpiando. También, puedes ayudarte con una aspiradora.

Para la limpieza química

Por otro lado, la limpieza química también es una buena opción. Garantiza resultados a largo plazo. Se debe realizar de acuerdo a la cantidad de veces que se utilice la chimenea.

Materiales necesarios

  • Leños deshollinadores.
  • Plástico protector.
  • Cepillo.
  • 1 Linterna.

Preparativos necesarios

Al igual que la limpieza mecánica, necesitarás tener a la mano ciertos materiales. Por otro lado, es importante que el tubo de la chimenea se encuentre bien caliente.

Pasos para la limpieza

Protege la chimenea

inicialmente, lo primero que tienes que hacer es ubicar plásticos protectores en el suelo y en los alrededores de la chimenea.

Este paso se realiza sin importar qué tipo de limpieza hagas. Siempre habrán cenizas y suciedad, por ende, debes emplear un plástico protector.

Enciende la chimenea

Es importante que, antes de encenderla, emplees una linterna para observar la cantidad de hollín en la chimenea. Observa qué tanto hollín hay, y si hay demasiado, es probable que tengas que repetir el proceso de limpieza 2 veces.

Prende el fuego en la chimenea (bastante cantidad) y haz que se mantenga así durante al menos unos 30 minutos. De esta manera, el tubo de la chimenea se logrará calentar lo suficiente.

Emplea un leño deshollinador

Emplea un leño deshollinador y déjalo arder en la chimenea. El mismo humo y los mismos químicos limpiarán el tubo de la chimenea al momento de ascender.

Tenga en cuenta que la cantidad de deshollinador químico requerida varía con el uso de la chimenea.

En otras palabras, si usas la chimenea ocasionalmente, use una bolsa para el mantenimiento y la limpieza, y un registro para una limpieza a fondo cada año para terminar la temporada de frío.

Si usa la chimenea con frecuencia (4 días a la semana), use tres bolsas a la semana para limpiar, registrando 3-5 veces al año.

Como limpiar chimenea de hierro

Frecuencia: Limpieza anual (modelos de chimeneas que utilicen combustibles sólidos)

Según la reglamentación (recomendamos consultar la propia de cada país) es necesario comprobar y limpiar los conductos de humos y chimenea anualmente para instalaciones con menos de 70 Kw y para las mayores de éste , dos veces al año.

La razón de esta limpieza es evitar que se acumule suciedad en las paredes y hogar de la chimenea, ya que es un material altamente combustible.

Como limpiar chimenea de ladrillo

Frecuencia: Limpieza anual (modelos de chimeneas que utilicen combustibles sólidos)

Material:

  • cepillos de deshollinar
  • escalera
  • máscara de protección
  • gafas de protección
  • equipo de trabajos en altura

¡MUY IMPORTANTE!

Nunca realizar este trabajo sin supervisión de otra persona que nos pueda socorrer o avisar a emergencia en caso de caída u otro accidente.

Cepillo para limpiar chimeneas

Recomendamos acudir a un centro especialista, y consultar a un asesor para el caso concreto. No obstante, te dejamos los principales cepillos para limpiar chimeneas que conocemos:

Una vez limpio el hogar, puedes proceder a utilizar un cepillo deshollinador para las paredes de la chimena:

Posteriormente, con un aspirador de hollín, puede recoger todos los residuos que quedan en el hogar:

Cómo limpiar el cristal de la chimenea

Es conveniente limpiar el cristal de una chimenea cuando se ha enfriado. Con un paño húmedo, sin abrasivos ni químicos para evitar posibles deflagraciones.

Última actualización el 2021-03-05 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Deja un comentario