Echimeneas

En Echimeneas encontrarás todos los trucos para hacerte tu propia chimenea

Otros caldeos de trenes

El caldeo por vapor se utilizaba en regiones muy frías, pero presentaba algunas dificultades; exigía una unión especial de los vagones, no podía calentar suficientemente más que un número exiguo de viajeros, daba lugar a accidentes, como fugas y atascamiento de los tubos, y por último, disminuía el poder de tracción de las locomotoras, si se tomaba de ellas el vapor del caldeo.

Éste se comenzaba dos horas antes de la salida del tren. Se tomaba calor lentamente, comunicando con la toma de vapor el conducto principal que abría las llaves grandes, la de purga y la de atrás. Cuando las llaves de purga no dejaban escapar más que el calor seco, se cerraban.

Se abrían sucesivamente de la cola a la cabeza del tren las llaves de admisión que se cerraban cuando no había aire. La llave de atrás se dejaba con muy poca abertura para no dejar escapar más que agua. Durante la marcha el vapor se enviaba sin interrupción; en cada descanso se abrían algunos purificadores para recoger el agua de la condensación. Cuando el tren terminaba su viaje, se cerraba la toma de vapor y se abrían todas las llaves.

Otra forma de caldeo era por caloríferos fijos de agua caliente. Se suspendía una pequeña caldera fuera del vagón. El agua caliente salía por la parte superior de la caldera, circulaba por los caloríferos colocados en el suelo del vagón, y entraba después por debajo de la caldera.

En los países de clima benigno se caldeaba por agua caliente colocada en caloríferos móviles, que eran cajas de metal, revestidas o no de alfombra, que se llenaban de agua caliente y se renovaban de tiempo en tiempo, colocándolas a los pies de los viajeros.

El gas y el petróleo eran otras opciones de caldeo; se colocaba entre los asientos una caja metálica, por la cual pasaban dos tubos, donde circulaban en sentido contrario los productos de la combustión de dos mecheros que salían a la atmósfera por una chimenea de tiro colocada en el ángulo de los departamentos. El conducto general del gas pasaba por encima de los vagones por medio de tubos metálicos y de enlaces flexibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies