Echimeneas

En Echimeneas encontrarás todos los trucos para hacerte tu propia chimenea

Los calentadores

Los calentadores están considerados como una innovación bastante reciente; consisten en crear unas cámaras entre el muro y las paredes de la chimenea. En esas cámaras penetra aire frío de la parte baja de la estancia, aire que asciende al calentarse, volviendo a la estancia por unas rejillas situadas por encima del arquitrabe, aplicando el principio de las corrientes de convección en los fluidos.

Realmente los “calentadores” fueron inventados en el año 1624 por Louis Savot, un arquitecto que trabajaba en el Louvre. Su modelo también aspiraba aire de la habitación mediante rejillas existentes debajo del hogar, y lo enviaba de nuevo a la estancia a través de una rejilla colocada en la campana de humos.

Las chimeneas alimentadas por aire frío queman el aire procedente del exterior en lugar de utilizar el valioso aire caliente existente en el centro de la habitación.

Algunos expertos estiman que incluso las chimeneas carentes de características que permitan el ahorro de energía resultan beneficiosas para quienes se sientan delante de ellas. A diferencia de los radiadores, de las estufas eléctricas y de las de gas, las chimeneas suministran una irradiación con una banda de longitud de onda constante y muy amplia, con radiaciones de intensidad muy diversas debidas a las continuas oscilaciones en la intensidad de la llama  y a la baja irradiación de los ladrillos calientes de la chimenea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies