Echimeneas

En Echimeneas encontrarás todos los trucos para hacerte tu propia chimenea

La limpieza de la Chimenea

El sacrificado trabajo de mantener limpia nuestra Chimenea, es una labor que no nos agrada a casi ninguno de nosotros, pero lamentablemente es algo que debemos tener en cuenta con mucha responsabilidad ya que de ello dependen muchos factores, a la hora de usarlas.

Se recomendara hacer una limpieza anual como mínimo. En todos los modelos de chimeneas que utilicen combustibles sólidos.

Según la reglamentación. Nos explica que es sumamente necesario comprobar y limpiar los conductos de humos y chimenea anualmente para instalaciones con menos de 70 Kw y para las mayores de éste , dos veces al año.

Ya que el uso de estas producen suciedad que genera el proceso de combustión, formándose así una capa altamente combustible, que solo se desbloquea con una limpieza.

Las chimeneas de combustibles sólidos son las mas trabajosas a la hora de su limpieza, ya que si uno es el que quiere hacer el trabajo habrá de proveerse de los materiales necesarios para su saneamiento.

Tendremos que conseguir cepillos de deshollinar con sus respectivos palos regulables, dependerá el uso que se le haya dado a la chimenea y el material de combustión que se haya usado ya que por ejemplo la leña húmeda ensucia mucho mas ya que larga mas humo con partículas solidas que se depositan con facilidad.

Porsupesto , nos hará falta una escalera y ponernos ropa cómoda y que podamos ensuciar , ya que el trabajo es arduo y para nada higiénico, habrá que tener en cuenta que es altamente peligroso y si no somos cuidadosos en cada detalle podremos tener un accidente.

Actualmente en las tiendas dedicadas para esto se encuentra todo lo necesario.

Normalmente se puede efectuar la limpieza desde arriba o de abajo depende del grado de la suciedad, normalmente se hace desde arriba, supone mas riesgo pero a la hora de hacerlo es mas fácil. Si al acabar la limpieza , se encontraran restos de cemento, ladrillo etc, se deberá proceder a restaurar la chimenea para que tenga un correcto funcionamiento y deberá vigilar siempre su estado.

En el caso de las calderas. Es necesario hacer un cuidadoso lavado de las tuberías de las instalaciones para eliminar eventuales residuos de fileteados o pequeñas suciedades que podrían afectar su correcta ejecución.

También hay que hacer un control del tiro de la chimenea, y que los conductos estén perfectamente limpios. Y no tengan en su interior cenizas o restos de residuos que al despegarse podrían ocasionar una obstrucción en el paso de humo, lo cual podría ser altamente peligroso.

Entonces ya tenemos trabajo para entretenernos, obviamente hay gente especializada en esa labor y nos puede sacar de un apuro antes de cometer cualquier error o un mal uso de nuestras chimeneas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies