Echimeneas

En Echimeneas encontrarás todos los trucos para hacerte tu propia chimenea

La chimenea

El hogar, también llamado llar o lar, debe su nombre a un vocablo latino que significa fuego. Históricamente se usaba para calentar el cuarto más grande de la casa (en muchos casos el único), donde antaño se llevaban a cabo todas las tareas; la cocción de los alimentos, las reuniones familiares o las labores de punto.

Por eso se llama hogar a la vivienda, ya que era el centro de todas las actividades de la casa, donde, al calor del fuego se desarrollaba la vida.

Más adelante se le añadió la chimenea o chemin palabra francesa que significa camino, refiriéndose al que tenía que recorrer el humo para llegar al exterior. A medida que las casas fueron creciendo en tamaño y en número de cuartos, la chimenea-hogar ya no ocupaba la parte central de la casa y sólo se usaba para la calefacción.

En la actualidad, además de la función tradicional, también constituye un elemento decorativo, con modelos variados para todo tipo de ambientes.

El combustible tradicional es la leña, y hay que disponer de distintos aparejos; pinzas, para distribuir las brasas y coger los troncos más pequeños;fuelle, que al inyectar aire aviva el fuego; atizador, para remover la lumbre; recogedor, para juntar las cenizas.

Los hogares con chimenea, como todas las cosas, fueron evolucionando, y ahora nos encontramos con algunos muy confortables con tapa de vidrio y circulación de aire, que evitan muchos de los artilugios nombrados anteriormente, y sobre todo son más limpios y calientan mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies