Echimeneas

En Echimeneas encontrarás todos los trucos para hacerte tu propia chimenea

Cómo construir una chimenea decorativa paso a paso

Cuando nuestro hogar no dispone del espacio, de la salida de humos o del diseño previo necesario para incorporar una chimenea tradicional, no hay por qué renunciar a la calidez y el efecto acogedor que aporta. Para conseguirlo, vamos a enseñarte paso a paso cómo construir una chimenea decorativa.

Antes de comenzar, te aconsejamos que tengas a mano algunas herramientas: un taladro atornillador, una sierra circular, una ingletadora y una pistola para pintar. Además, ten siempre cerca herramientas de mano de menor tamaño como una espátula y un martillo. Por último, no olvides los tableros de madera (te aconsejamos que sean de unos 12mm), la cola (especial para madera), puntas de cabeza perdida, tirafondos y algunas molduras.

¡Comenzamos!

Cómo construir una chimenea decorativa en 5 pasos

Corta las piezas

Marca las piezas y, con la ayuda de la sierra circular (que también puede ser mini-sierra), corta las piezas de madera. Para proporcionar un extra de seguridad, asegura los tableros a la mesa con mordazas.

Respecto a las medidas, puedes elegir las que mejor se ajusten a tu salón. Pero recuerda que debes hacer 3 cajas iguales (aunque la de arriba puede ser algo más gruesa) para hacer las patas y la mesilla (donde posteriormente podrás poner diferentes elementos de decoración).

Une las piezas

Para unir las piezas, utiliza la cola para madera que te hemos comentado al principio. Antes de pasar al siguiente paso, deja que la cola se seque completamente.

Puedes reforzar todas las uniones utilizando los tirafondos. Para ello, ayúdate del taladro atornillador.

Incorpora la base

Después de ligar las tres cajas que se corresponden con las patas y la encimera, séllalas a una base de madera que tenga un grosor mayor que el ancho de las patas, así sobresaldrá de manera muy atractiva.

Ahora las molduras

¡Ya estás más cerca de saber cómo construir una chimenea decorativa! El siguiente paso es incorporar las molduras siguiendo las medidas de la encimera y las patas. Nuestro consejo es que utilices unos 3 tipos diferentes de molduras: una pequeña para las aristas de las patas y su unión con la base, otra algo más grande para la base de la encimera (la que está apoyada en las patas) y una tercera más grande y vistosa para la parte superior de la mesilla. Ayúdate de la ingletadora para realizar los cortes en ángulo necesarios para unir los bordes.

Para pegar las molduras puedes utilizar los clavos de cabeza perdida y la cola. Posteriormente podrás ocultar los clavos aplicando un poco de masilla.

Lija, pinta y decora

Para darle el toque final a la chimenea, líjala y aplícale la pintura que más te guste. Los tonos pastel suelen ser perfectos para el salón. Puedes incorporar un fondo oscuro en el hueco que queda entre las patas para dar la sensación de profundidad.

¡Un último consejo! No olvides retirar la parte del zócalo donde vas a poner la chimenea, así podrás pegarla a la pared.

Ahora que ya sabes cómo construir una chimenea decorativa,  solo te queda darle un último toque con velas, libros, maderas ¡o lo que quieras!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies